Desde hace 10 años, Ricardo Campana y Perseo, son las mentes creativas de las dos tiendas más emblemáticas de la Ciudad de México de skate y streetwear: Destructible y Headquarter, respectivamente.

CAMPA1_copy_1024x1024

En sus inicios como comerciantes ambos talentos vendieron tablas, ropa e, incluso sneakers sobre la cajuela de su coche. En algún momento pisaron la Lagunilla y otros tianguis hasta que en el auge de la Roma y en colaboración de otras tiendas como Lemur y las extintas Shelter y Sicario, formaron un corredor en la calle Colima en La Roma con productos de marcas que no eran fáciles de encontrar.

En el caso de Perseo con Destructible ubicada en la planta baja del edificio, ha manejado firmas como Supra, Obey y Huf que cuando iniciaban no eran las gigantes que son hoy, en especial la primera que ya cuenta con una boutique oficial en la capital del país desde hace unos años.

469430_10150637486399685_438511254_o

Además de tener siempre un stock muy versátil de tablas, se le ha dado lugar a proyectos nacionales como Sacrifice y Dull (ropa), Deza skateboards, Lúdica y Copal (skate) y a colaboraciones con artistas como Saner. Sin duda un punto de encuentro para los apasionados de las tablas y la cultura street.

11219679_10153298701619685_5656717126155640273_n

Por su parte Ricardo Campana, mantiene un perfil bajo en su negocio con las mejores marcas de streetwear a nivel mundial, las mejores no por ser las más vendidas sino las con mejor calidad. Esto ha sido posible gracias al arduo trabajo de selección tanto de Ricardo como de las mismas marcas.

CAMPA4_1024x1024

El proyecto Headquarter no solo abarca las mejores prendas, su stock cuenta con una selección de juguetes de diseñador que no encontrarás en cualquier lado, el mismo Campa fue curador de exposiciones de estos juguetes de colección, una de ellas es Concreto.

Captura de pantalla 2017-05-25 a las 8.59.58 AM

Aunque no es tan fácil encontrar a los creadores en sus respectivas tiendas, si algún día tienes oportunidad de conocerlos y platicar con ellos, te darás cuenta de que su experiencia y conocimientos hablan por sí solos. Muestra de ello son los 10 años de empuje con los que han solventado su proyecto en un país donde todo pasa de moda en cuestión de años.