Texto de Emilio Farfan

Famoso como pocos es Tepoztlán, el Pueblo Mágico por excelencia en Morelos, que con el Cerro del Tepozteco de fondo y la pirámide que se encuentra en la cima, lo han convertido en sede de numerosos locales de spa, centros holísticos y pequeños hoteles boutique, inmersos en mitos y leyendas sobre fuerzas energéticas y buenas vibras.

Amomoxtli es sin lugar a dudas, un referente en esa localidad como la mejor fórmula para combinar elementos de alta hotelería bajo los soberbios estándares de calidad de Hamak Hotels, con los parámetros de bienestar y exclusividad que el viajero exigente y conocedor busca.

Teniendo como marco de fondo al Tepozteco la que fuera la antigua Hacienda Amomoxtli, hoy día es una icónica propiedad ampliamente reconocida como uno de los hoteles boutique más exclusivos de México. A cuarenta minutos por carretera desde la Ciudad de México este petit hotel cumple la condición de destino final principal y nos recibe en un entorno rodeado de ahuehuetes,  buganvilias, amates y otras tantas plantas y flores multicolores.

Te registras en una casona principal con acentos barraganescos para pasar por una biblioteca con buena luz natural y luego hasta puedes hacer escala en un pequeño bar adyacente con amplia terraza y salas de estar muy acogedoras.

Si lo prefieres puedes empezar a recorrer los jardines y toparte con un pequeño estanque donde conviven carpas chinas y lirios acuáticos. Cabe destacar que sólo se aceptan huéspedes mayores de 13 años y no se permite el acceso a las instalaciones con mascotas.

La alberca es el mejor spot para admirar como fondo de la escena el impresionante cerro del Tepozcteco y pasar la mayor parte del tiempo disfrutando las cómodas tumbonas, el buen sol casi todo el año o sumergirte para checar la tibia temperatura del agua y de las dos tinas de hidromasaje.

Desde luego, acompañando la experiencia con alguno de los cocteles insignia de la casa ya sea con tequila o mezcal de la gama de destilados Premium que tiene el pool bar en su haber.

En el tema de alojamiento Amomoxtli distribuye sus habitaciones y suites en tres secciones diferentes llamadas Cedro, Pino y Onix. En algunos casos se accede a la habitación a través de un pequeño jardín privado con una chimenea tipo fogata exterior y un mullido sofá para disfrutar el entorno.

En otra sección se evoca a los ríos que rodean a la propiedad con vista a un hermoso huerto de naranjos y en una más, atractivos balcones invitan a relajarse admirando el famoso Tepozteco.

Elementos y texturas naturales en armonía con detalles únicos como piezas de artesanía local forman parte del interiorismo de cada habitación. Desde la ropa de cama en algodón puro, unos suaves edredones de plumas, baños con ducha tipo lluvia, madera y piedra, son acentos de buen gusto que sobresalen en cada
espacio.

No podía faltar el factor gastronómico que siempre puede representar ya sea un acierto o un desencanto. Sin embargo, en Amomoxtli el resultado final es un gran y sorprendente proyecto de colaboración llamado Mesa de Origen entre el chef creativo del grupo Hamak, Edher Cervantes y el chef residente Jesús Soto Rostro en conjunto con su legión de mayoras con las que protagoniza los fogones del hotel.

Ambos diseñaron el concepto del restaurante, haciendo meticulosa investigación y selección entre los mejores productos locales de la región, para crear platillos inspirados en recetas muy clásicas de Tepoztlán, donde curiosamente destacan técnicas sustentables provenientes de las raíces prehispánicas y coloniales en el manejo de ingredientes.

Aquí la principal premisa es el cuidado de la salud y el bienestar del comensal. El Spa complementa esa sensación total del bienestar y tranquilidad mediante el rescate de recetas de medicina ancestral aunadas a las tradiciones autóctonas que conforman el menú de experiencias sensoriales a través de terapias y tratamientos de relajamiento, salud y desintoxicación, como el de copalli con romero y toronjil; el baño relajante Mayahuel con pulque y los tratamientos con sábila herbal hidratante para refrescar e hidratar.

También podrás disfrutar de sesiones de yoga, clases de meditación y talleres de cocina natural, panadería e infusiones. No te puedes perder la experiencia de vivir Amomoxtli, ¡escápate de fin de
semana o por una más prolongada estancia, es un pequeño lujo que lo vale!

Amomoxtli
Prolongación Matamoros #115, Valle de Atongo, Tepoztlán, Morelos Tel. +52 (739)
395 0012