La oferta culinaria y de mixología en CDMX es muy diversa, son tantos los lugares que podemos visitar si te encuentras en la zona de Polanco, aunque la verdad son pocos los que realmente ofrecen una experiencia sofisticada y de calidad en sus productos a un precio justo y razonable.

Así que visitamos Kyu, un lugar destinado a ser el nuevo hot spot capitalino.

Poco a poco regresa el movimiento a la ciudad, y con ello la posibilidad de conocer nuevos sitios o lugares que quizá no sobresalieron el año anterior debido a la pandemia.

Pero este 2021 ya no tuvimos que esperar para poder visitar este lugar del que tanto se habla, para entender su ADN nos enteramos que es una propuesta que ha revolucionado en la ciudad de Miami.

En nuestra visita a este (de cierta forma nuevo) espacio de Polanco, encontramos un menú con dos acentos muy marcados, uno es la inspiración asiática derivada de los viajes del chef  Michel Lewis, encargado de la cocina que junto a su socio el empresario Steven Haigh, trasladaron este concepto a la CDMX.

Por otro lado, encontramos un toque discreto pero contundente derivado de la cocina a la leña, que no solo se aplica en sus platillos, sino también en su coctelería ya que es en casa que se prepara todo tipo de aditamentos para las deliciosas bebidas que se preparan en su barra, notaras un ahumado delicioso en un sin fin de sus refrescantes drinks.

Por supuesto un buen lugar como este, no solo se define por su cocina, el espacio y la arquitectura siempre influyen, en este caso es la cocina abierta junto al horno de leña, donde resalta su posición estratégica en el lugar que cuenta con un salón y una fresca terraza con decoración sutil y refinada, que dan la posibilidad de estar en diferente mood, ya sea por negocios, con amigos o una cita romántica.

El menú es tan basto como delicioso, para los que tienen ciertas restricciones como la carne hay un buen número de platillos para ellos, y para los de buen diente hay jugosas y bien maridadas carnes o pulpos, nuestros platillos top en esta ocasión fueron: la coliflor rostizada con queso de cabra y las costillas con salsa Yakiniku, que sin problemas rinden para compartir entre dos personas ya que la porciones son bastante pronunciadas.

Sabemos que ya te animaste a conocer KYU puedes reservar, ver el menú e incluso pedir para llevar  en el siguiente link.