La historia de México en general está llena de inconsistencias que complican la certeza de algunas fechas y sucesos, es el caso de la fundación de Tenochtitlán que en estos días ha estado retumbando constantemente en el imaginario colectivo debido a los festejos y conmemoraciones de su fundación y caída a manos de los Españoles.

Esta inconsistencia ha generado polémica acerca de esta conmemoración de 500 años de resistencia indígena, como se nombró oficialmente a las actividades de las que destaca la representación del Templo Mayor que estará expuesta en el zócalo capitalino de la mano de un espectáculo luminoso con 3 funciones en un horario de 20:30-21:30 horas.

Independiente de la polémica y lo politizado que está conmemoración, es interesante ver como el público se hace partícipe y este espectáculo funciona como una forma de integrar a las nuevas generaciones con sus raíces, a través de un debate abierto de la información, la representación e incluso, el baile.

Entre un mar de fechas y datos poco conocidos se encuentra el nombre previo de la ciudad, Cuauhmixtitlan, que fue cambiado por el  primer Emperador Hueyi Tlahtoani, Acamapichtli a Tenochtitlán para honrar a Tenoch, último líder mexica de la larga  peregrinación de casi 200 años en la que estuvieron los Mexicas previo a su asentamiento en lo que hoy es la Ciudad de México.

Como último dato hay múltiples cosas que posiblemente no sabías alrededor de la historia de Tenochtitlán, la información esta por todas partes, lo importante de estos sucesos tal vez no es conocerlos con exactitud, sino saber que son parte de nuestro pasado, presente y futuro como ciudadanos de este país.