En la calle de Nuevo León, una de las zonas más foodie de la colonia Condesa, se encuentra Carmina, un lugar para disfrutar de diferentes opciones de gastronomía a las brasas. Nos dimos a la tarea de visitar este lugar y esto fue lo que pasó.

Te recomendamos para iniciar la experiencia, disfrutar de alguno de los múltiples tragos de mixología que se ofrecen en la barra del lugar, MONKEY 47 es una de las marcas exclusivas que ofrecen para los amantes del Gin.

El menú ofrece en verdad una gran variedad de platillos que resulta difícil inclinarse por alguno, sin embargo, a recomendación del personal fue el ‘Tiradito con Atún’ a la brasa el platillo que abrió paso a las delicias que ofrecen en este acogedor lugar con un par de terrazas muy amenas para pasar la tarde.

La Empanada de carne picante fue nuestro segundo entremés, un platillo visiblemente discreto pero con un sabor exquisito acompañado de chimichurri. Cabe mencionar, que el pan para acompañar es una receta hecha en casa que nos dejó sin palabras.

Cuando nos sirvieron el plato fuerte nos fue imposible no acompañarlo con un delicioso “tinto”, por supuesto, la selección del lugar es perfecta y de entre las opciones internacionales, elegimos el Surco Rojo, un cabernet de Baja California con notas suaves y frescas.

El plato fuerte hizo honor al prefijo y valla que resulto fuerte, una buena porción de Rib Eye prime, para ser precisos 450 gramos de una carne a las brasas suave y deliciosa batida con un rico ungüento de mantequilla con hierbas y unos toque de sal de grano.

Parecía que no podíamos más pero la nuez tostada del Pastel de Zanahoria nos cambió la idea de omitir el postre, el plato quedo vació a pesar de la gran porción que significaba aquella rebanada, en verdad que este es uno de esos lugares en los que vale la pena excederse un poquito al deleitar el paladar.

Carmina se encuentra en Av. Nuevo León #89 Hipódromo 06100 Ciudad de México, en un horario de Marte a Domingo de 13-23hrs.