Treinta años de experiencia se dicen fácil, pero el tramo recorrido en la aventura de crear vinos no siempre es sencillo y halagador, pero el factor tiempo es el mejor consejero y benefactor de una labor constante y apremiante en dicho cometido.
La casa vinícola Monte Xanic ha fincado su mejor apuesta en calidad con la creación de Calixa Blend, una mezcla de tres uvas: Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon procedentes de los Valles de Ojos Negros y Guadalupe en Baja California.

news_photo_49571_1393367556

Un vino mexicano premium bastante casual resulta este afortunado blend, de notas aromáticas intensas y francas, con mucha facilidad para beberlo y armonizarlo con la tan de moda cocina urbana, pero siempre manteniendo una calidad inigualable gracias a las técnicas modernas de vinificación que son empleadas para elaborarlo.

monte-xanic

Monte Xanic Calixa Blend es un vino aromático y frutal, poseedor de cierta complejidad que favorece dejar un espectro bucal suave y equilibrado.
Sus concentraciones van de un 60% de tempranillo, 30% de merlot y 10% de cabernet sauvignon.
La crianza de este vino se realiza a partir de roble francés, con nariz franca, aroma perfumado y afrutado con moras, grosellas y frambuesas maduras, así como toques de pimienta, vainilla, regaliz, cacao, flores de malva y jara.
En boca resulta de ataque suave y seco, aunque con acidez refrescante, taninos suaves y elegantes se desprenden para darle un cuerpo más bien sedoso. El retrogusto que genera lleva frutos silvestres, vainilla, pimienta, jara y regaliz negro.
El mejor maridaje se aplica con carnes, pescados grasos, cocina española y desde luego, armoniza estupendo con la cocina urbana.