Cuando Andy Warhol visitaba Roma, siempre asistía al museo Bvlgari, en sus palabras, ‘era el recinto más importante de arte contemporáneo’. El creador del Pop Art fue un fiel admirador de la firma italiana por crear colecciones visionarias, ofrecer colores brillantes en las gemas y el indiscutible atractivo de su estilo romano.

 

Warhol era propietario de joyas Monete y de un reloj Tubogas, pero su apreciación llegó mas lejos que únicamente coleccionar piezas. Para hacer homenaje su legado artístico, la marca presenta colección Wild Pop para celebrar el glamour, la innovación y el savoir faire.

La idea nació cuando la Directora Creativa de Bvlgari, Lucia Silvestre, visitó la Fundación Andy Warhol de las Artes Visuales en Nueva York y observó la presencia de Bvlgari en catálogos y correspondencia en el archivo del artista. “Quería hacer algo a través de este fantástico diálogo entre Bvlgari y Andy Warhol,”explica.

La fascinación de Warhol por las joyas se extendió hasta la estilización de Bvlgari para las sesiones de fotos de celebridades en la revista Interview. Cuando las piezas eran llevadas a The Factory– su famoso estudio – las colocaba en su escritorio y personalmente seleccionaba cada una para que las celebridades las portaran en las imágenes de portada e interiores, mismas que eran transformadas en ilustraciones por el artista, Richard Bernstein.

Disfruta el espíritu de la casa italiana y del rey del Pop Art en esta colección que rinde homenaje y escribe un capítulo del arte contemporáneo.