La sustentabilidad es un concepto que más que una tendencia, actualmente es una necesidad en todos los aspectos para el desarrollo humano. Por supuesto, la arquitectura no se escapa de ello y es preciso entender de que va todo esto para afirmar si un proyecto es o no sustentable.

Sustentabilidad es la actividad, realizada en cualquier área o campo, que permite satisfacer las necesidades actuales sin comprometer o sacrificar las necesidades de las generaciones futuras (Cfr. Instituto de Recursos Naturales, 1992: 22).

Erróneamente, creemos que un proyecto arquitectónico sustentable es aquel que cuenta con espacios verdes, sin embargo hay múltiples aspectos para considerarlo sustentable, desde su diseño y planeación, pasando por la  construcción hasta su tiempo de vida.

La sustentabilidad está asociada con el equilibrio entre el medio ambiente y el uso de los recursos, pero abarca también ámbitos como el desarrollo económico y el desarrollo social.

La realidad es que en México son pocos los arquitectos que apenas rayan en los limites de la “sustentabilidad” con sus proyectos, entre ellos encontramos gente como Tatiana Bilbao con su premio de la UNESCO en 2014, o a todos los desarrolladores y arquitectos de los rascacielos de Reforma que portan orgullosos la bandera de sustentables.

Comprenderlos términos de sustentabilidad, resulta necesario para integrarla el concepto a cualquiera que sea nuestra profesión, ya sea como periodistas o arquitectos, hablar de proyectos sustentables implica un compromiso y estudio bastante delicado en el que hay que aplicar las prácticas sustentables en arquitectura y construcción.