Texto por Emilio Farfan

La palabra aperitivo proviene del vocablo en latín “aperire”, mismo que significa “para abrir”, y precisamente esa fue la intención de los italianos al establecer la costumbre de reunirse para tomar bebidas muy aromáticas de notas ciertamente amargas y secas que se combinan con cítricos.

IMG_1324

Es una especie de ritual previo a una opípara cena, o antes de ir a una función de teatro, un concierto o cualquier tipo de eventos. A la par se acompañan de un “picoteo” de algún embutido como el prosciutto, aceitunas en salmuera, alcaparrones, los gricinis (palitos de harina) salados y un sinfín de panecillos con toppings, una especie de tapas que ellos llaman bruschettas.

Cualquier pretexto es bueno para pasar un momento a gusto de charla entre amigos, familia o  pareja, por eso los italianos son reconocidos como gente que disfruta la vida sin más.

El aperitivo surgió en Turín, Italia hacia fines del siglo XVIII, teniendo como licor estelar al Vermut, nacido a partir del experimento que realizó Antonio Benedetto al añadir hierbas al vino para cambiar su sabor y poder comercializarlo como un producto totalmente nuevo. Fue muy aceptable la propuesta y más adelante Gaspare Campari en Milán, tuvo la oportunidad de crear refrescantes cocteles con su bebida Campari y servirlos en su cafetería como toda una novedad.

MacelleriaAperitivo_MG_9742 MacelleriaAperitivo_MG_9763 Los franceses también adoptaron esta opción en cierta forma, así como los españoles que se toman un chato, un fino o una caña de cerveza con una tapa o una porción ligera cuando cae la tarde y después de una jornada laboral.

En México, Macelleria Casa Nostra, local ubicado en Orizaba casi esquina con Chihuahua, en la Roma, sigue la tradición fielmente todas las tardes de 17:00 a 19:00 hrs. y nos ofrece unos aperitivos de campeonato, entre aperol spritz, negronis, camparis, cosmopolitan y martinis secos, que no se pueden perder.

macelleria-1-2048x1536

Con cada trago también llegan sendas raciones de aceitunas preparadas, los tronquitos grissini envueltos en prosciutto, brusquettas de todo lo que te puedas imaginar, todo en un ambiente de convivencia muy agradable y casual para disfrutar.

MacelleriaAperitivo_MG_9686

Lo mejor de todo es que constantemente van cambiando los “complementos” botaneros según la temporada. De cualquier manera, es buen momento para continuar la velada saboreando las pastas frescas hechas en casa como la hacen las “nonnas” italianas, los sándwiches tipo ‘deli’ o las pizzas salidas del horno de piedra de Macelleria.