Ciertamente, el cine mexicano está viviendo una época complicada, hablando desde la cantidad y calidad de producciones que en gran parte se han visto afectadas por la actual pandemia, sin dejar de mencionar su monotonía y sobreexplotación de un contenido inclinado mayormente a la comedia romántica.

Afortunadamente, existen nuevos talentos abriéndose paso en este panorama complicado, uno de ellos es la directora de origen oaxaqueño, Andrea Santiago.

Esta joven de 26 años ha luchado con una serie de factores que han complicado su carrera en el cine, de inicio tuvo que salir de su entidad de origen para buscar su oportunidad en esta industria trabajando y estudiando a la vez,  hasta que finalmente lo logró egresando como licenciada en Artes Audiovisuales en el Departamento de Imagen y Sonido de la UdeG.

La desigualdad de género ha sido otro factor constante al que se ha impuesto esta joven cineasta a base de trabajo duro, muestra de ello es el corto animado con stop motion » A la Cabeza», su primer obra como directora la cual realizo en un periodo de dos años con apoyos obtenidos a base de un fondeo y dividiendo su tiempo entre trabajo y la realización.

Esta entrega visual animada habla de una chica recepcionista y su deseo por pertenecer, la visión de esta joven directora se ve plasmada en la obra y asegura que sin ese sentimiento personal hubiera sido muy difícil completar el proyecto que hoy se encuentra nominado a los premios Ariel en la categoría de animación, convirtiéndola en la primera directora oaxaqueña en recibir esta nominación.

Para los siguientes años seguramente escucharemos mucho de esta talentosa mexicana radicada en la ciudad de Guadalajara.

Su siguiente entrega, es un proyecto grabado en 16mm llamado De Vuleta a San Pedro, el cual habla de la común falta de una figura paterna, proyecto que esperamos verlo pronto y le deseamos mucha suerte con su nominación, la premiación de los premios Ariel se llevará a cabo el próximo 25 de septiembre por el canal 22.