El último macho de la sub especie rinoceronte blanco del norte, Sudan, murió la semana pasada tras empeorar su salud durante los últimos meses, debido a su avanzada edad. Tras 45 años y dejar una increíble historia, Sudan deja en su descendencia a Najin, su hija y a Fatu, su nieta.

DYtYtP9XcAAbJ-V

El año pasado, una fotografía de Sudan apareció en un perfil de la aplicación Tinder, y en su descripción decía: “El soltero más codiciado del reino animal”, esta fue una campaña para visualizar su situación y recaudar fondos para la preservación de su especie.

RUSTENBURG, SOUTH AFRICA - JUNE 24: A White Rhinoceros marks it's territory at Pilanesberg National Park on June, 2010 in Rustenburg, South Africa. Situated adjacent to Sun City, Pilanesberg is the fourth largest national park in South Africa covering a 55 000 hectare area. (Photo by Mark Kolbe/Getty Images)

RUSTENBURG, SOUTH AFRICA – JUNE 24: A White Rhinoceros marks it’s territory at Pilanesberg National Park on June, 2010 in Rustenburg, South Africa. Situated adjacent to Sun City, Pilanesberg is the fourth largest national park in South Africa covering a 55 000 hectare area. (Photo by Mark Kolbe/Getty Images)

Su edad en años rinoceronte, era de 90 años y a pesar de que vivía con un equipo de médicos veterinarios que lo trataban de sus dolencias, decidieron la eutanasia para terminar con el dolor que sufría Sudan. Al día de hoy sólo queda la esperanza en la ciencia para inseminar artificialmente a alguna de las 2 hembras con vida que quedan de la especie.

FILE PHOTO: The last surviving male northern white rhino named 'Sudan' is seen at the Ol Pejeta Conservancy in Laikipia, Kenya June 18, 2017. REUTERS/Thomas Mukoya/File Photo

FILE PHOTO: The last surviving male northern white rhino named ‘Sudan’ is seen at the Ol Pejeta Conservancy in Laikipia, Kenya June 18, 2017. REUTERS/Thomas Mukoya/File Photo