Texto de Ana Pazos
Hola amigos y amigas de Glits ¡Feliz Día del Padre! 
Hoy es el momento perfecto para hacer un homenaje a todos los papás por su amor incondicional, por su fortaleza y por ser fuente de inspiración a sus hijos. Ser papá te hace crecer , te obliga a reorganizar tus prioridades y tu tiempo y te da la gran responsabilidad de educar con el ejemplo.
michel-catalisano-415714-unsplash (1)
El padre moderno comparte las tareas con la mamá en la educación de hijos y en las tareas de la casa, además del trabajo, busca crear hábitos y encontrar el equilibrio entre la vida personal y profesional; además de demostrar sentimientos y emociones, para que los hijos crezcan viendo el ejemplo del hombre con el cual se identifican.
No existe una formula única para ser un buen papá. Cada quien puede tener su propio estilo. Pregúntate:
¿Cómo quieres que tu hijo te recuerde?
¿Qué admiras más en TU papá?
¿Qué es lo mas importante que quieres enseñarle a tu hijo?
La metodología de coaching es una excelente herramienta para ayudarte a ser el mejor posible. Te dejo algunos consejos que estoy segura te ayudarán en esta maravillosa responsabilidad, en donde tendrás que enseñar como un maestro, dirigir como un líder, y actuar como un coach para desarrollar el mejor potencial de tus hijos:
-Acepta y maneja tus temores como papá. No pases para tu hijos pensamientos negativos; conviértete en un motor que les impulse a atreverse, a aprender con los errores, a manejar sus miedos y a demostrar y aceptar emociones (esto es especialmente difícil en las sociedades machistas). Es muy importante que también los enseñes a manejar frustraciones de manera productiva.
-Ten una relación diferente y diferenciada con cada uno de tus hijos, para desarrollar sus talentos según la individualidad y personalidad de cada uno.
-Haz preguntas poderosas a tus hijos para motivar que se conozcan a sí mismos; estas preguntas los llevarán a pensar sobre sus acciones y entender que las mismas tienen consecuencias.
-Libérate de la culpa de que no le estás dando a tus hijos el tiempo necesario, la culpa solo aumenta el problema, cambia tu “chip” y enfócate en reorganizar a partir de mañana tu agenda para tener mas balance y tiempo de calidad con tus hijos. Lo que pasó ya pasó , mejor aprende y cambia , en vez de cargar culpa.
-Ten paciencia, MUCHA paciencia: cambia las amenazas por conversaciones respetuosas y motivantes.
-Sé congruente entre lo que dices y lo que haces; pensar y actuar de la misma manera crea confianza porque eres cumplido y tu hijo crecerá confiando en ti y tú en él.
-Alimenta sus pensamientos de éxito y siempre cuida su autoestima. Entiende lo que piensan, y cuáles son sus temores. Aprende a escucharlos. Enséñalos a enfocarse en la solución, y no en el problema.
-Demuéstrales el poder de la acción. Si tus hijos aprenden a determinar sus objetivos y sueños, actuarán para alcanzarlos, nada los detendrá en la vida.
-Asume un compromiso formal para ser el mejor posible, pues es una de las tareas más importantes de tu vida; solo depende de TI ser cada día un mejor papá.
-Vale la pena realizar todos los esfuerzos para ver un día a tu hijo convertido en un adulto feliz, responsable y dispuesto a amar a los demás, de la misma forma como fue amado .
caroline-hernandez-177784-unsplash
¡Un abrazo!
Ana Pazos
Sígueme en Facebook y Instagram