Descure el lujo y confort de Akelarre

Cuando buscamos un hotel, queremos que cumpla con nuestras expectativas enfocadas al confort y exclusividad. Hay lugares que por su carácter, personalidad y trascendencia se vuelven destinos referenciales y Akelarre, es uno de ellos. Conoce el universo ideado por Pedro Subijana.

Este espacio inicia un nuevo capítulo en su fascinante historia. No solo se trata de una aclamada reinauguración, se trata de un legado que nos convoca a evolucionar.

Akelarre inicia una nueva y emocionante etapa con su reinauguración y un alentador reconocimiento: el Premio A+ by Daikin 2021 al mejor proyecto de Arquitectura Hotelera y Restauración.  

UN ESPACIO COMO NINGÚN OTRO

Enclavado en la ladera del monte Igueldo –a solo unos minutos del centro de San Sebastián y rodeado de naturaleza– Akelarre Hotel es un enclave privilegiado y con legado propio que se ha reconfigurado en claves de lujo contemporáneo y confort absoluto.

Te enamorarás de sus vistas impresionantes, exquisitas habitaciones y una gastronomía privilegiada integran la oferta de este desarrollo, asociado a la prestigiada firma Relais & Chateaux.

Akelarre se cuestiona todo, ¿por qué no hacer las cosas de una manera distinta? orientando sus esfuerzos a la creación de sinergias extraordinarias.

Una de ellas es la establecida con Mecanismo Architecture and Design, responsable del proyecto arquitectónico e interiorista de Akelarre Hotel y Espazio Oteiza. Bajo la dirección de Marta Urtasun y Pedro Rica, el estudio desarrolló una  propuesta que integra las habitaciones y zonas comunes del hotel en la zona inferior del edificio del restaurante, ofreciendo áreas diáfanas y contemporáneas.

EN ARMONÍA CON EL ENTORNO

Urtasun y Rica implementaron un discurso abocado a la sostenibilidad, seleccionando elementos que conviven en armonía con el entorno que rodea al hotel. La excelencia en la materia prima –una de las señas de identidad del lugar– se vincula con un diseño cálido y acogedor que utiliza materiales naturales.

Las instalaciones no dejan indiferente a quien desee disfrutar de este retiro de lujo, gracias al minucioso cuidado que se advierte en todos sus espacios.

Las 22 habitaciones, todas con vistas al mar Cantábrico, son el epítome de la calidad y el confort: pantallas de 40 pulgadas con sistemas de sonido Bang & Olufsen y Apple TV, baños equipados con doble lavabo, bañera con vista al mar, ducha efecto lluvia y amenities elaborados artesanalmente forman parte de los detalles distintivos.

La zona de Spa & Wellness, de 800 metros cuadrados, es un oasis que incluye circuito de hidromasaje, sauna seca y una completa carta de masajes y tratamientos de belleza con productos Sisley Paris. 

Esta nueva etapa de Akelarre Hotel llega con dos paquetes de experiencias: Raíces Vascas y Sabores de Oteiza. La primera contempla una estancia de dos o más noches, desayuno incluido y una visita privada al Museo Balenciaga o al Museo de San Telmo; la segunda, se centra en el mundo gastronómico e incluye, junto a la estancia de dos o más noches, un menú especialmente diseñado para disfrutar Espazio Oteiza.

LA INMERSIÓN GASTRONÓMICA

Pedro Subijana es uno de los cocineros más relevantes a nivel mundial y precursor de la Nueva Cocina Vasca. Akelarre Restaurante abrió sus puertas en 1970, aunque fue cinco años después cuando Subijana se incorporó.

En 1978 recibió su primera Estrella Michelin y, un año más tarde, el chef fue distinguido con el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Cocinero. El restaurante se hizo acreedor a su segunda Estrella Michelin en 1982 y la tercera llegaría en 2007, manteniendo desde entonces el máximo galardón de la Guía Francesa. 

El hotel alberga dos espacios gastronómicos de clase mundial: Espazio Oteiza, inaugurado junto al hotel en 2017, y Akelarre Restaurante. El restaurante a la carta de Subijana cuenta con dos sectores y propuestas gastronómicas diferenciadas: en el comedor se pueden degustar algunos de los platillos emblemáticos del chef vasco, y en las excepcionales terrazas se ofrece una variada gama de snacks así como una carta de coctelería diseñada por el mixólogo Patxi Troitiño.

Akelarre Restaurante, una referencia gastronómica con tres Estrellas Michelin, recibe a sus comensales en una recién modernizada sala con vistas al Cantábrico, invitándolos a disfrutar dos selectos menús de degustación: Aranori y Bekarki, diseñados  para disfrutar la alta gastronomía con todos los sentidos y puntos de vista. Mención aparte merece la Bodega, espacio que alberga los vinos más destacados de Akelarre Restaurante y algunas de las mejores etiquetas del mundo. 

A 16 grados de temperatura, con una iluminación tenue y de la mano de los sommeliers Juan Carlos Muro y Ciro Carro, aguardan al visitante más de 700 referencias de diversas procedencias, desde el blanco más crujiente al más graso y redondo, del tinto más fino al más robusto, además de una gran variedad de espumosos, vinos dulces y jereces con mucha historia.

Esta es la forma de Akelarre  de representar todos los estilos y, a la vez, satisfacer todos los paladares en un universo que abre de nuevo sus puertas para dar la bienvenida a una era que se advierte fascinante. 

¡Ya sabes a dónde ir este verano!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.