La mayoría de los dueños de mascotas nombran rápidamente la raza de su perro o gato, pero aquellos que adquieren una de las coloridas esculturas de Troy Emery, necesitan averiguar qué especies adoptaron primero.

El artista con sede en Melbourne crea obras de arte amorfas que se asemejan a una gama de amigos de cuatro patas, aunque sus figuras están envueltas con franjas de coloridos flecos largos.

Emery comparte que sus esculturas cubiertas de borlas se consideran como bellas piezas artesanales, además de la posición única que las criaturas sostienen como ‘señales de ruina ecológica’ creando taxidermia falsa que cae entre la realidad y la fantasía como criaturas híbridas exóticas.  Las esculturas están actualmente a la vista a través de una exposición en línea con Martin Browne Contemporary, y se pueden encontrar más de sus proyectos basados ​​en textiles en su cuenta de Instagram.