Javier López Pastrana, pintor y creador de la propuesta estética denominada ‘Neocrotalismo’, es un importante exponente mexicano con trayectoria de más de 40 años, el cual ha trabajado constantemente por crear un concepto artístico que represente la identidad pictórica nacional.

Su proceso de búsqueda data de los años 70, mientras era estudiante en el Centro de Investigación y de Experimentación Plástica del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). En ese entonces estudió exponentes del muralismo mexicano como José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, de los cuales aprendió sobre las raíces indígenas en este arte.

Y fue con Rufino Tamayo y el Maestro Francisco Toledo, de los cuales tomó gran inspiración para crear una pintura nacional, ya que ambos englobaban un respeto hacia el patrimonio artístico mexicano, aprecio por la estética de la naturaleza, simbolismo con raíces intelectuales y estética experimental, y una voluntad de integración plástica de la herencia precolombina autóctona.

En esta necesidad de alejarse del sincretismo en el arte mexicano, Javier López Pastrana desarrolló su trabajo y estilo, y ha buscado una absoluta independencia estética respecto a las tendencias áureas europeas.

Partiendo de las investigaciones  del Arqueólogo José Diaz Bolio, quien estudió el patrón Canamayte de la serpiente como patrón clave de la arquitectura, la geometría, la matemática, la astronomía y sobre todo la ciencia calendárica Maya, López Pastrana ha desarrollado todas sus obras de arte para exaltar no solo la naturaleza y vestigios de una civilización tan importante en México, sino también convertir este patrón en una forma composición netamente mexicana.


De igual manera, creó un manifiesto a través del cual busca imprimir un sello de identidad mexicano e incentivar el uso de este patrón maya en futuras propuestas estéticas.

“En México existen grandes pintores que se presentan en todo el planeta, pero cuando el público ve sus obras, preguntan de dónde son, o de qué país es el autor, porque no tienen un sello de identidad propia. Estoy trabajando sobre este tema, no descanso en el rescate y revaloración de lo nacional, nuestras raíces, con la bondad de que el neocrotalismo permite ser aplicado al realismo, minimalismo, abstraccionismo o cualquier corriente y estilo. Mi principal objetivo es que cuando una galería de arte exponga piezas enmarcadas en esta nueva corriente, sean identificadas, de inmediato, como obras pictóricas mexicanas”, destaca López Pastrana.

Visita su sitio web: