La economía global ha tenido repercusiones a gran escala y el impacto total ocasionado por esta pandemia todavía se desconoce. Algunos países, principalmente en Asia y Europa, han comenzado a implementar planes de recuperación económica; en México, esto aún no es posible. Por lo tanto, la magnitud de la crisis de salud y su duración son temas ante los que la marca Bvlgari, mediante su alianza filantrópica y compromiso social, desarrolla acciones.

Con el panorama mencionado, la responsabilidad se centra en promover operaciones que garanticen la protección de los niños y adolescentes, trabajando con las familias para cubrir sus necesidades básicas. La capacidad de respuesta humanitaria de Save the Children México se adaptará a la situación particular de cada comunidad.

Actualmente, no existe una vacuna contra la COVID-19, por lo cual la mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición al virus. Se considera que éste se propaga principalmente a través de las microgotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda. Por consiguiente, es importante avalar que las comunidades más precarizadas tengan los elementos de higiene que les permitan aplicar las mejores prácticas, tales como el correcto lavado de manos y la desinfección de distintas áreas.

Esta estrategia, la cual busca fomentar prácticas de higiene asertivas, se complementará con la promoción de materiales educativos para los hogares y las escuelas, garantizando así que se preste atención a la higiene de los espacios de aprendizaje antes del regreso a las clases presenciales.

Bvlgari y Save the Children saben que en estos tiempos difíciles todos estamos luchando, pero los niños y sus familias requieren ayuda para combatir esta pandemia. Si actuamos rápidamente, las comunidades más vulnerables pueden estar preparadas y fortalecer su propia resiliencia.