Fundación DINE Punta Mita y Fundación PEACE Punta de Mita se unieron para salvaguardar el bienestar de la comunidad del lugar pues, debido al cierre de hoteles, disminución en el turismo y la modificación en los hábitos de convivencia, muchas personas de la ciudad enfrentarían a una grave escasez de alimentos y víveres necesarios.

PEACE reemplazó temporalmente su misión de educar y mejorar la calidad de vida de los residentes de Higuera Blanca, Emiliano Zapata y Corral del Risco, por la de alimentar y brindar despensas a las personas necesitadas.

Con el fin de dar ayuda de manera inmediata a la comunidad, se formuló un plan de acción que requería de la realización de un censo detallado que incluyera el historial laboral y la identificación de los responsables de cada hogar, la creación y distribución de identificaciones con fotografía, así como la búsqueda de proveedores de materia prima capaces de poder armar una cantidad masiva de despensas semanales y realizar un plan de mercadeo y promoción, nombrado como Humanitarian Relief Appeal (HRA).

Con el apoyo del equipo de la cadena de tiendas de autoservicio La Comer se acordó proporcionar alimentos básicos a la comunidad y hoy en día, después de cinco semanas desde el inicio de este plan de acción, HRA ha recaudado 4.2M de pesos, logrando proporcionar alimento a 750 familias semanalmente, entregando alrededor de 4,000 despensas al día de hoy.

Se planea continuar con esta labor hasta el 31 de agosto del 2020, a la espera de la recuperación de la economía local y el retorno de los empleos. El grupo de trabajo mantiene reuniones en línea de manera semanal y recientemente la Fundación Punta de Mita se unió a la iniciativa compartiendo su valor como una opción de donataria autorizada. Además, se han establecido cuentas de donación con las filiales de PEACE en EE. UU. y Canadá.

Estas acciones de ayuda demuestran la increíble capacidad de las personas de apoyar desinteresadamente con tiempo, dinero y experiencia para unirse por el bien común de la gente que considera Punta de Mita, su hogar.