Existe una variada opción de aplicaciones de videollamadas como Skype, Google Classroom, Hangouts, Zoom, Microsoft Teams, o incluso Whastaspp hasta 4 personas, pero Houseparty se ha convertido en un éxito entre los más jóvenes.

La razón se dee a su simpleza, en parte: es como una sala de chat donde podemos ver quién está online e iniciar rápidamente una videollamada. Y por los juegos: la app permite jugar a la distancia, algo ideal en tiempos de aislamiento social por brote de coronavirus​.

En pocos días, Houseparty subió de posiciones en la guerra de apps que se desató luego de la pandemia: a más gente recluida en su casa, más uso de las opciones que da la tecnología. Hasta ocho personas pueden participar en una videollamada. Se puede también enviar mensajes de texto como en Whatsapp o Telegram, sin límite de participantes.