La industria de la moda ha demostrado solidaridad con la sociedad y un ejemplo de ello es el grupo liderado por Amancio Ortega, quien ha anunciado que tiene muy avanzado un proyecto para fabricar batas en España a las que solo hay que hacer algunos ajustes sanitarios.

La propagación del coronavirus en España y el inevitable cierre de 3.785 tiendas de 39 mercados en todo el mundo han obligado a Inditex a tomar medidas drásticas. El grupo se ha ofrecido para ayudar en la crisis y pone a disposición del Gobierno de España sus fábricas y sus almacenes, sobre todo los de China, así como su equipo de gestión comercial, para atender las necesidades de material sanitario y textil.

Por ahora, ha donado 10.000 mascarillas protectoras, cifra que prevé elevar hasta 300.000 mascarillas quirúrgicas para finales de esta semana, y está trabajando para transportar guantes, gafas protectoras, gorros, calzas y protectores faciales.

Otra de las propuestas que se estudia desde las oficinas de Inditex consiste fabricar pero cambiando de rumbo: piensan en material sanitario de primera necesidad. Por lo que han anunciado que tienen muy avanzado un proyecto para producir batas en España al que solo hay que hacer algunos ajustes sanitarios, así como confirmar que dispondrán de materia prima suficiente para llevar a cabo el encargo.