El 24 de febrero, el gobierno chino decidió hacer permanente la prohibición de la venta y el consumo de animales salvajes. El Alto Comité de la Asamblea Popular Nacional tomó la decisión  de enmendar la legislación relativa a la protección de la vida silvestre y hacer ilegal el consumo de alimentos por parte de animales salvajes.

El año pasado, un grupo de ambientalistas llamó la atención de la policía a una granja cerca de Beijing, donde se guardaban miles de aves vivas. Las autoridades confiscaron y luego liberaron las aproximadamente 10,000 aves que habían sido capturadas ilegalmente con trampas y que estaban destinadas a restaurantes o mercados en el sur de China. Entre estas aves, había en particular una especie de aves en peligro crítico de extinción.

Para muchos chinos, el consumo de animales salvajes es una aberración cultural. Medios controlados por el estado como China Daily han publicado editoriales donde denuncian descaradamente la práctica y piden una prohibición permanente del comercio de vida silvestre.

Los expertos dicen que la escala del comercio de vida silvestre en China es difícil de evaluar. Muchos animales son capturados, importados y exportados ilegalmente, ya sea para alimentos, medicamentos, trofeos de caza o para abastecer el mercado nacional de animales. La medicina tradicional china, que se basa en creencias antiguas que otorgan propiedades terapéuticas a los animales, es un poderoso impulsor de este comercio.

El gobierno autoriza la cría en granjas y la venta para el consumo de 54 especies silvestres , incluyendo visones, avestruces, hámsters, tortugas y cocodrilos siameses. Muchos animales salvajes, como serpientes y aves rapaces, son capturados ilegalmente y luego transferidos a granjas aprobadas por el estado.

Se desconoce el número exacto de mercados de animales salvajes en China, pero los expertos dicen que hay cientos.  

¿Cuál es tu postura?