Ayer se llevó a cabo la impresionante alfombra roja en el Dolby Theatre, en Los Ángeles en un evento que congrega a los grandes del cine: actores, directores y guionistas, entre otros que disfrutaron de una velada de premios que estuvo cargada de sorpresas, emociones y momentos inolvidables tanto para los nominados como para el resto de asistentes.

Además, todas las celebridades disfrutaron durante la noche de una cena que este año por primera vez, predominaron los platos veganos en el menú.  

Wolfgang Puck, el chef austriaco que lleva más de dos décadas metiéndose entre los fogones de los Oscars, ha seguido las nuevas instrucciones marcadas por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y elaboró un menú en el que el setenta por ciento de los ingredientes tienen un origen vegetal.

Sin sacrificar algunas creaciones que se han convertido ya en clásicos platillos como rollitos de salmón ahumado con la forma de la famosa estatuilla dorada, caviar, pastel de pollo con trufa negra o mini hamburguesa de wagyu.

Puck creó un total de 18 platos veganos que tiene en sus diferentes restaurantes y, además, se ha basado en lo que él mismo prepara en su casa. Las estrellas de Hollywood han podido degustar algunos platos como tempura de batata con alioli de menta y cilantro, cuscús con verduras o berenjena en salsa húngara.

Para la parte final del menú el chef francés Kamel Guechida, elaboró un postre también con la forma de la estatuilla en el que no se necesitó como ingrediente el huevo, sino leche de almendra y coco.

La cena siempre es un reto pues hay aproximadamente 1500 invitados, se utilizan unos 30.000 platos, los platillos se preparan al momento on la ayuda de 300 cocineros y se han encargado de servirlo 600 camareros.