Los rituales para fin de año contribuyen a dejar ir lo que ya no sirve en nuestras vidas y dar la bienvenida a todo lo nuevo.

Hay muchos tipos de rituales para fin de año; nosotros en este post te acercamos al que consideramos más completo ya que incluye todos los aspectos: el hogar, la economía, nuestro cuerpo y la ayuda de la luz universal para encauzar y abrirnos a la aventura de un nuevo año lleno de maravillosas experiencias.

Todos tenemos algo del año que ya termina: amistades, trabajos, relaciones, etc. Pero ¿qué tan fundamental es cerrarlo bien?

El primer paso consiste en hacer un repaso mental del año que ya está tocando a su fin, lo más positivo posible. Toma lo doloroso como el aprendizaje de lo que ya no quieres en tu vida, dale las gracias y déjalo marchar sin rencores, pues cada experiencia te ha llevado a una mayor sabiduría.

Los rituales ayudan a limpiar el cuerpo y el aura. Cuando uno está en calma puede hacer el silencio interior y saber lo que quiere, lo que ya no le sirve y desde ese estado tomar perspectiva. Esa calma interna nos hace más receptivos, acrecienta nuestro discernimiento a la hora de tomar decisiones y, como no, ayuda programar con buen tino lo que queremos para el año que está a punto de comenzar.

Comienza el año queriéndote más, la apertura de un nuevo ciclo es una oportunidad única para decretar lo que quieres en tu vida. ¡Siéntete merecedor de existir! En estos días vigila especialmente lo que piensas, tus pensamientos se materializan a través de las emociones que depositas en ellos, así que prográmate el mejor de los años, no escatimes.

Comienza el 2020 con la mejor energía a través de meditaciones inspiradas en los 4 elementos:

AGUA. Fuente de ida y deseos. 

Coloca flores, gemas o pétalos en un recipiente con agua, mientras lo observas puedes hacer una reflexión de qué as a dejar ir este Año Nuevo, una vez que sientas que ya cumplió su ciclo, báñate con ella o rocía el agua en plantas.

FUEGO. Esencia transformadora.

Contemplar el fuego a través de una veladora o chimenea, te hará recordar que nada es estático y todo permanece en constante cambio. Incluso tú.

VIENTO. Meditación interior.

Utiliza aromas, esencias o inciensos para accesar con calma a tu mente, para hacer acuerdos contigo mismo. Tómate el tiempo necesario para asimilar qué aspectos negativos de ti mismo se van con el 2019.

TIERRA. Siembra de semillas como agradecimiento.

Es una acción que nos hace conscientes de nuestras acciones cotidianas y nuestra huella en el planeta. Haz respiraciones profundas y transmite tus deseos a esa semilla que dará frutos.