Hay que modificar nuestros hábitos cotidianos para tener una vida sostenible. Pequeñas acciones que parecen inofensivas son las que contribuyen al calentamiento global. Cuidar el planeta no es una moda, es una forma de evitar dañar el entorno donde vivimos, la tierra que pisamos y el aire que nos da oxígeno para seguir viviendo.

Tomando en cuenta que la mayoría consume plástico de corta duración y de un solo uso, se creó Unocup, una taza de café de papel plegable, con un diseño parecido a un origami, completamente libre de plástico.  Muy fácil de doblar, sostener y beber.

Su misión consiste en eliminar los desechos plásticos del océano y llevó cuatro años crear el proyecto. La Organización Internacional del Café estima que al año se utilizan 600 mil millones de vasos de papel y plástico. Este impacto aún no incluye el costo y la energía gastada en la fabricación, el almacenamiento y el transporte.

La simplicidad de su diseño ocupa menos material para que los amantes del café pueden contribuir a una tierra más limpia sin cambiar su amor por los lattes, expresos o capuchinos.

¿Te gusta?