El ayuno intermitente se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años, a celebridades como Jennifer Aniston, le ha cambiado la vida el ayuno intermitente y los estudios han encontrado una gran cantidad de beneficios para la salud. Entérate de la regla 16/8:

Si ya sigues una dieta baja en calorías pero estás estancada y no estás perdiendo peso, el ayuno intermitente podría ser tu solución, aunque se recomienda primero hay que consultar a un especialista. Estudios científicos recientes parecen hallar cada vez más motivos para apoyar el ayuno intermitente como un método para adelgazar. Tal vez por ello sea una de las dietas de las que más se habla actualmente.

La dieta del ayuno intermitente se basa en lo que su nombre indica: ayunar durante un determinado periodo de horas. En este caso, hay que ayunar cada día durante 16 horas y puedes comer durante 8 horas. Esto supone una reducción de unas 300-500 kcal diarias porque se suele comer menos.

Por ejemplo, si haces la primera comida a las 12, tienes hasta las 8 de la tarde para comer. Te ayuda a adelgazar porque se reducen las calorías que tomamos. Además, estimula la pérdida de peso porque el cuerpo, durante el ayuno, obtiene la energía de sus reservas en lugar de lo que vas comiendo. La dieta del ayuno intermitente también podría ayudar a mejorar la salud cardiovascular, reducir el nivel de azúcar en sangre o, incluso, a eliminar células tumorales. Dado que la eliminación de impurezas se produce a nivel integral, el ayuno puede incrementar la capacidad energética y espiritual. Gurús, chamanaes y otros gúías lo llaman ‘limpieza emocional’.

Muy sencilla. Se trata de dividir tu día en dos franjas: una de 8 horas en la que comes y otra de 16 horas en la que ayunas. Normalmente las 16 horas de ayuno incluyen las horas de sueño por lo que es más sencillo de lo que piensas.

El ayuno no sirve de nada si durante las horas en las que puedes comer no te alimentas bien. Lo ideal es que la mitad de tus platos estén compuestos por vegetales y dejar las proteínas y los hidratos como acompañamiento. De postre, fruta o yogurt. Y evitar los procesados y precocinados.

DIETA DEL AYUNO:

Si eres de las que les gusta desayunar pronto y fuerte, este es la opción que te va a gustar. Vas a poder comer de 10h a 18h; el resto del tiempo, ayunarás.

  • 8 h Puedes tomar café, té o infusión
  • 10 h Desayuno
  • 14 h Comida
  • 18 h Merienda/Cena
  • 21 h Si tienes hambre, puedes beber caldo de verduras o alguna infusión.

¿Te animarías a intentarlo?