La Inteligencia Artificial está en todos lados, Google, Siri, Netflix, pero ¿llegará un robot a hacer algo tan humano como el arte? Eso promete Ai-Da, un proyecto innovador que vincula el arte y la inteligencia artificial.

Un robot de aspecto humano, capaz de dibujar retratos del mundo real, que retrata lo que ‘ve’ a través de una cámara instalada en el ojo y responde sin la intervención del hombre, aislando el sujeto del fondo, interpretándolo y dibujándolo a mano. Sus instrumentos preferidos son el lápiz o la tinta (y sus creadores esperan que pronto pueda pintar también).

Cuenta el director artístico que ha concebido Ai-Da, Aidan Meller, que es el resultado de una serie de circunstancias. Hace ya varios años que forma parte del mundo del arte, pero nunca había participado en el proceso creativo de una obra artística. La idea de realizar un robot artista dotado de inteligencia artificial se le ocurrió mientras jugaba con los Lego con su hijo de once años ‘Estaba ahí, con un cochecito en la mano, y empecé a preguntarme si esos objetos no podrían tener su propia creatividad’, menciona.

Ai-Da, que ha recibido este nombre en honor a la programadora de ordenadores Ada Lovelace, es fruto de aquella reflexión. ‘Su estilo puede ser muy experimental, pero también es capaz de realizar dibujos detallados o incluso abstractos’.

Esta peculiar ‘artista’ no se limita a dibujar, también hace performance. Su cuerpo ha sido diseñado específicamente para la representación de acciones artísticas en espacios públicos.

Ha creado con el tiempo una serie de obras de arte reunidas en una exposición totalmente dedicada a sus obras. La primera exposición titulada ‘Unsecured Futures’ se realizó en mayo de 2019. Además, realizó una actuación en homenaje a una de las obras de Yoko Ono, Cut Piece.

¿Qué opinas sobre la inteligencia artificial como aliada o enemiga del arte y el diseño?