Nacido en los Angeles, James Turrell es uno de los más grandes en el mundo de los artistas. Dentro del circulo del arte existe un notable reconocimiento a su nombre y a sus fascinantes y increíbles obras. Fuera de la comunidad artística quizás sea un hombre muy poco conocido. Conoce 10 aspectos de este artista de la luz, la percepción y los espacios:

El arte de Turrell se cuelga en la pared. Sus obras son generalmente espacios llenos de luz con un gran percepción de lo que se está viendo.

Uno de sus trabajos más sobresalientes es Acton, es una exposición muy importante en el Museo de Arte de Indianápolis, su creación es una habitación que parece tener un lienzo en blanco en el centro. En realidad es un agujero rectangular en la pared, iluminado de brillante forma.

El cráter Roden Turrell, es un largo proyecto que se está construyendo en un volcán inactivo, exactamente en el desierto Pintado en el norte de Arizona.  El artista compró el terreno con las donaciones de la fundación Guggenheim y algunos de sus simpatizantes.

Su objetivo, convertir esta natural ceniza volcánica en un tremendo observatorio en el cráter del volcán. Diseñado específicamente para una completa visualización de todos los fenómenos celestiales. Buscando algunas respuestas como el calendario Maya.

Turrell emergió como uno de los artistas más destacados del Movimiento de Luz y Espacio, investigando las sensaciones que ocurrían en los seres humanos cuando eran deprivados de algunos de sus sentidos y experimentaban momentos de desorientación con campos de color visual.

En su trabajo, Turrell busca que los espectadores se conecte con una visión reflexiva llamada ‘verte a ti mismo viendo’, en la que estamos conscientes de nuestros sentidos y del poder de la luz.

Tiene un compromiso con crear espacios naturales y a la construcción de obras alrededor de eventos celestes hacen de este norteamericano un artista como pocos, por lo que queremos darnos un paseo por algunas de sus obras más impresionantes.

El reconocido artista del neón llevó una de sus más impresionantes instalaciones de luz a la capital alemana, que además existe en consonancia perfecta con la luz natural del exterior: luces LED llenan el espacio con tonos azules luego de la puesta del sol, y varían a magenta y naranjas en intervalos de dos minutos. Con esta instalación, su idea era conectar el mundo natural con el espiritual, y definitivamente lo logró con este trabajo.

No te pierdas su próxima expo en noviembre 2019 en Museo Jumex, CDMX.