Siempre arreglada, con maquillaje, diadema de flores y con mucha seguridad, podría ser la descripción adecuada para la catrina. Uno de los íconos más representativos de la cultura mexicana que año con año, regresa a los hogares en la época de Día de Muertos para que le hagan poemas, canten canciones o se vistan como ella.

Aunque su origen se da por el descontento del pueblo mexicano con respecto a las clases más privilegiadas, las catrinas se han convertido en objeto de culto en numerosos lugares del mundo por su singular apariencia y significado.

calaveras + flores

En otro lugares le tienen miedo, pero en México los cráneos tienen un significado positivo durante el Día de Muertos, pues en la cultura maya lo interpretaban como una especie de renacimiento.

Nosotros festejamos a nuestros muertos y las flores también tienen una importancia simbólica. Muchos diseños de las calaveras aparecen rodeados de flores, sobre todo la cempasúchil, una especie de caléndula de color amarillo que se conoce como la flor de los muertos. En la creencia azteca, la caléndula tenía propiedades espirituales porque se pensaba que ayudaba a guiar las almas de los difuntos.

Resultado: la catrina

Con la combinación de las calaveras y las flores se da lugar a este personaje tan característico. En el pasado, la palabra ‘catrín’ definía a un hombre elegante y bien vestido, normalmente de clase acomodada, el cual iba acompañado de alguna mujer con las mismas características. La Catrina es una figura femenina con más de un siglo de historia creada por el caricaturista mexicano José Guadalupe Posada.

Originalmente se llamó ‘La Calavera Garbancera’ pero fue el muralista Diego Rivera quien la bautizó como ‘La Catrina’ y le dio gran difusión a este arte. El mural ‘Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central’ es una obra elaborada por Rivera en 1947, donde se representa a sí mismo con la catrina, junto con Frida Kahlo y José Guadalupe. Actualmente, se encuentra en el Museo Mural Diego Rivera en Ciudad de México.

En la actualidad, esta versión de calavera con flores, aterradoramente hermosa, es una fuente de inspiración en muchas fiestas de disfraces a nivel global. Las redes sociales, en particular Instagram, están invadidas ahora de este símbolo.