Texto de Emilio Farfan

Cuando llegué a House, un pequeño pero muy bien puesto spot del rumbo de las Lomas de Chapultepec, jamás imaginé sería una de esas veces que mejor decides dejarte llevar por los placeres culposos y disfrutar una experiencia realmente inspiradora. Y digo inspiradora porque su menú simplemente te invita a pecar de gula, sin más.

Allí no solamente las hamburguesas son las ‘estrellas’ de la carta de especialidades, sino todas y cada una de las propuestas te dejarán sorprendido por su estupenda manufactura y originalidad.

Por sugerencia de mi amiga Gaby Pymes que tanto me insistió para acompañarla a comer en House Lomas, empecé por decantarme con una malteada de chocolate, de esas que te remontan a la infancia cuando lo único que te deslumbra son las golosinas y ‘lots’ of sweets, con un espesor magnífico, el jarabe de dulce cacao y tropiezos de Kit Kat, sin duda un ‘must’ que no te puedes perder.

De aplauso es también su Mac & Cheese, con mezcla de quesos y crujiente de parmesano o los chicken fingers, tan sólo para empezar a calentar motores antes de saborear ‘toda una señora’ hamburguesa entre la extensa variedad que hay para escoger, que te cuesta trabajo decidir a cuál entrarle con singular antojo, ya que todas son ¡mag-ní-fi-cas!

Encontrarás desde la hamburguesa de la casa con pan americano, queso cheddar, lechuga y tomate orgánicos con su salsa especial de secreta receta. La ‘Favorite’ en pan pretzel con arúgula y mermelada de tocino y cebolla, es todo un privilegio al paladar. La Trompo burger, es también de lo más original, con queso cheddar y piña flameados al trompo, disponible sólo los fines de semana.

Otras buenas opciones son la Quinoa Burger en pan de quinoa y garbanzo con hummus, tzatziki, lechuga, aguacate, pepino y queso de cabra, así como la Brisket Burger, que lleva carne de res deshebrada a cocción lenta, pan de pretzel, queso suizo y chucrut de la casa. Y para acompañar a cualquiera de estas propuestas nada como las House fries, los aros de cebolla o si te gusta lo especiado, las Chili fries son lo más indicado.

La ensalada de Quinoa a la griega, la de Pollo vietnamita, Turkey cobb con pechuga de pavo, tocino y huevo cocido, o las Colecitas de Bruselas rostizadas, no podían fallar para los que están cuidando la línea.

Por otra parte, los sándwiches son especialidades únicas en House Lomas, como el Córdoba club sándwich con mezcla de jamones de pierna y de pavo con tocino ahumado; el Fish sándwich, de esmedregal en pan sourdough natural con kjimchi casero y aioli de aguacate y desde luego, un Professional hot dog, con salchicha de cerdo, pan pretzel, mostaza y chucrut.

La coctelería de la casa también es digna de atención, como el House Mule, el Bloody Mary, Limonada de mezcal o tequila, el Mojito triple Berry o la Horchata bourbon coffee.

Como verás, House Lomas ofrece una amplia variedad de opciones para satisfacer elk apetito en la medida que quieras, date una vuelta, en verdad vale la pena seguir mi recomendación.