El intercambio cultural entre México y Brasil se ve reflejado en el arte de Teresa Blanco, su alma de artista ha tomado forma en piezas decorativas como sillones, bancos, cojines y pinturas, de su marca homónima.

Cada objeto es único y gana una creación particular que, alimentada por detalles e historia, revela un arte contemporáneo, lleno de color, estilo y originalidad. Una vez, conociendo de cerca sus obras, se reconoce el proceso creativo inmerso en la estructura específica y la elección precisa de elementos, tejidos y texturas.

Al igual que una obra de arte, cada pieza recibe un nombre, lo que le da personalidad al objeto, que se adapta a cualquier lugar y permanece para siempre. La combinación equilibrada de sus creaciones también está marcada por la conciencia ambiental.

Apostando por el reciclaje, reutiliza materiales para crear nuevos productos. Las almohadas y las pinturas son el resultado de este aspecto ecológico.

Encuentra sus piezas aquí.