En 1847, JC Jacobsen creó en Copenhague, Dinamarca “la cerveza Danesa por excelencia”, hablamos de Carlsberg que, en sus más de 170 años en el mercado, se ha convertido en uno de los grupos más grandes que ofrece más de 140 marcas con presencia en 150 países.

México se encuentra en el ranking 32 mundial de consumo de cerveza por lo que este 2019, la marca decidió regresar con algunas etiquetas de su portafolio como: Grimbergen y Brasseries Kronenbourg, además de su etiqueta que se distingue por su lúpulo y cebada, con un ligero toque a manzanas.

La empresa está comprometida con el medio ambiente desde sus inicios, pues se ha preocupado por encontrar innovaciones que contribuyan tanto con la calidad de su producto como con el cambio climático. En su regreso a México, traen el sistema snappack que busca sustituir 1200 toneladas al año del plástico, eliminando a los anillos con los que comúnmente se comercializan los six de cerveza.

Por otro lado se encuentra el sistema DraughtMaster, que es un cambio radical en los sistemas de cerveza de barril, este deposito de 20 litros fabricados con PET reciclado logra que el oxigeno del CO2 no se mezcle con la cerveza, manteniéndola fresca hasta 31 días y reduce los desperdicios del producto ya que con el se sirve hasta la ultima gota, esto por supuesto aumenta la rentabilidad en los centros de consumo.