Van 17 días que la selva amazónica ha estado en llamas y Brasil ha decretado estado de emergencia por el incendio forestal, que es ya un desastre medioambiental aparentemente irreversible.

La selva amazónica sirve como pulmón del planeta: absorbe dióxido de carbono, lo almacena en los suelos y produce oxígeno. Los científicos a nivel global coinciden en que es una de las grandes defensas del mundo contra el cambio climático.

El clima seco, el viento y el calor hicieron que los incendios aumentaran considerablemente en la selva del Amazonas.

Una de las principales razones del aumento masivo de incendios es la actividad humana, ya que muchos de ellos son provocados por personas que deforestan ilegalmente las tierras para la cría de ganado, según denuncian las organizaciones ambientalistas de la región.

La considerable pérdida de bosques y selvas es cruda y devastadora, sobra decir que se necesitan medidas urgentes para evitar el calentamiento global.

Tu apoyo cuenta

Las siguientes son algunas de las organizaciones que se encargan de ayudar al bienestar de la selva amazónica. Puedes dar un donativo económico o informarte sobre sus actividades y proyectos, para difundirlos y apoyarlos.