La firma tecnológica de la manzana ha iniciado un método de producción más amigable con el medio ambiente de MacBook Air, logrando reducir en casi 50% su huella de carbono.

La forma de hacerlo posible fue utilizando trozos microscópicos de aluminio desechado que se moldearon para crear una carcasa que tuviera la misma resistencia, durabilidad y acabado de toda su gama de productos.

Esta portátil hecha completamente de aluminio reciclado es la más reciente pieza presentada pero el CEO de Apple, Tim Cook, e incluye un nuevo panel táctil de identificación que permite a los usuarios desbloquear de forma segura la pantalla de su computadora con un solo botón, una pantalla más grande y una batería más poderosa.

Esta es la nueva era verde de Apple que podría representar un primer paso para producciones cada vez más amigables con el medio ambiente en la industria tecnológica.