Nos encanta la filosofía de la marca LUCA LUCA pues es un claro ejemplo de que cuando hay un sueño, se puede hacer realidad.  Detrás del proyecto hay mujeres visionarias y emprendedoras, que decidieron crear un espacio donde las necesidades y expectativas estuvieran cubiertas.

Parecía una misión demasiado ambiciosa –de hecho, lo era– pero también fue el motor de arranque para fundar una tienda multimarca, que ha consolidado su sitio como un referente de estilo a nivel Latinoamérica.
‘LUCA LUCA’ nació en Nicaragua en 2013 como una tienda con propuestas de diseñadores provenientes de todas partes del mundo. ‘Aparte de ser concuñas de una familia súper unida, Karina y yo somos amigas y al vacacionar siempre nos enfrentábamos al mismo dilema: no encontrábamos nada lindo que estrenar. Fue
así como surgió la idea de desarrollar LUCA LUCA y en pocos meses abrimos nuestra primera boutique’ comenta, Gabriela.

‘Para nosotras era importante ofrecer una variedad de opciones, por lo que ideamos un lugar multimarca en el cual todas las firmas interactúan entre sí para ofrecer a las clientas alternativas de looks conforme a su estilo’ señala, Karina.

Las firmas internacionales más prestigiosas y una cuidada selección de diseñadores latinoamericanos como: ​​Andrés Otalora, Carlo Carrizosa, Zunilda Gutiérrez , Juan de Dios, Isla & White, Waimari entre otros, integran una gama de opciones que pueden fusionarse y adecuarse entre sí para brindar estilismos únicos y con la impronta de cada compradora.

Una esmerada curaduría –conceptualizada por el expertise de las fundadoras– es la clave de acceso para descubrir propuestas innovadoras, plurales y de carácter evolutivo pensadas para mujeres que saben lo
que quieren, pero están dispuestas a dejarse sorprender por una oferta siempre
vibrante.

Una de las principales marcas que forman parte de LUCA LUCA es Pepa Pombo, una diseñadora colombiana que ha logrado posicionarse en la industria desde 1978. Los sellos distintivos de su casa son los colores vibrantes, la construcción impecable de las piezas mediante procesos artesanales, los motivos gráficos con elementos orgánicos y una fusión perfecta entre lo clásico y lo contemporáneo.

A Pepa Pombo y a su hija Mónica Holguín, actual directora creativa de la marca, les entusiasma estar presentes en la primera boutique de LUCA LUCA en la Ciudad de México.

Tras consolidarse en Centroamérica LUCA LUCA llega a México para iniciar una nueva y emocionante faceta de expansión. ‘Quisimos abrir nuestra tercera tienda dando un gran paso que, indudablemente, apuntaba en una sola dirección: México. Hacíamos muchos envíos a este país, lo que ayudó a que tomáramos la decisión de abrir puertas en esta hermosa ciudad’, dice Gabriela.

México les abre las puertas a estas empresarias visionarias que quieren llegar a varias ciudades del interior de la república, porque desean llevar el nombre de LUCA LUCA a todas las mujeres que aún no lo conocen, pero que les va a encantar.