La ciudad de Al Ula, en el noroeste de Arabia Saudita, ha sido el punto de parada esencial para cualquiera que viaje por la Ruta del Incienso. Un importante lugar de reunión para cualquiera que comprara o vendiera especias, sedas e incienso.

Pero el tiempo lo cambia todo y durante cientos de años, Al Ula ha sido un pueblo fantasma. Algo que el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, planea cambiar con la próxima apertura del lujoso resort que atraerá a viajeros a nivel global por su peculiar arquitectura.

En el corazón del proyecto estará la Reserva Natural Al Sharaan, el proyecto se centra en la integridad natural de Al Ula y tiene como objetivo restablecer la rica diversidad de vida vegetal y vida silvestre que alguna vez floreció ahí.

Dentro de la reserva, dentro del cañón circundante, se abrirá un refugio de lujo en los alrededores arqueológicamente ricos.

Parte del plan maestro para el destino, consistirá en 25 suites, 10 pabellones y cinco propiedades residenciales estilo centro turístico, con finalización prevista para 2023.

También habrá 40 propiedades residenciales adicionales, así como un centro internacional de cumbres, restaurantes y un spa de lujo.

El arquitecto francés detrás del Louvre Abu Dhabi, Jean Nouvel, diseñará el proyecto y planea inspirarse en los paisajes circundantes de Al Ula como una de las principales consideraciones para el complejo.

Un nuevo destino turístico del reino albergará una reserva natural y un complejo de lujo.