No se sabe a ciencia cierta cuando apareció el graffiti en nuestras vidas, lo cierto es que, este medio de expresión ha ido mutando, pasando de ser vandalismo con Bombas, Tags y Piezas pintadas de forma ilegal a ser considerado arte que se expone en las galerías más prestigiosas del mundo con artistas de renombre como Basquiat, Banksy y Keith Haring.

El aerosol y las manos son las herramientas más comunes para los artistas sean considerados artistas de la calle, sin embargo; hasta hace unos años la tecnología de los drones llegó para cambiar no solo la forma de capturar los momentos en los que se crea graffiti, sino también como una extensión del cuerpo para realizar este tipo de  expresión cultural.

El 30 de abril del 2015 en Broadway, NYC, el artista KATSU, modificó un dron modelo ICARUS ONE con algunas bridas, una estructura para cosechar tomates, cinta adhesiva y un hardware llamado Arduino para instalar una lata de aerosol e intervenir un espectacular con publicidad de la marca Calvin Klein, acto considerado uno de los primeros registros que se tiene de un dron utilizado para pintar o intervenir una superficie.

Como podemos ver en el vídeo, este  modelo un tanto DIY resultó no tan preciso ni eficaz para trazos exactos o complejos.

Ante este panorama, los creadores de tecnología pusieron manos a la obra para perfeccionar tanto el software como el hardware que se instala en los drones y así poder pintar con aerosoles de forma más precisa, uno de estos creadores fue la compañía de diseño italiana Carlo Ratti Associati.

Por medio de una app y un sistema central de control, se encarga de dirigir cada movimiento del dron o los drones, incluido el vuelo con sensores para evitar accidentes y así poder pintar al mismo tiempo con las maquinas necesarias en tiempo real, con un margen de error de tan solo 20 cm y con un método de impresión similar al sistema CMYK de las impresoras con lo que los usuarios podrán lograr diferentes colores en sus obras, aunque este proyecto se encuentra aún en pruebas en espera de comercializarse.

A inicio del año, esta nueva forma de crear murales, pinturas y graffiti llegó a la Ciudad de México de la mano de All City Canvas que, en colaboración con  æternity blockchainVoliro AG, SPH, Dronemasters y The Wye, realizaron el Drone Graffit Project en el que los artistas nacionales Mr. Kone y Smithe además de Tom Edwards, de colorado intervinieron algunos muros de colonias populares de la ciudad.

Como parte de la Semana de la Tecnología Italiana, el pasado 25 y 26 de junio, un enjambre de drones creó un mural diseñado de manera colectiva en Turín, lo que nos lleva a pensar que pronto esta forma de creación se pueda democratizar y se inicie una nueva etapa en el arte, en este caso de la mano de la tecnología.