Originaria del Estado de México, Elisa Carrillo, ha sido reconocida con el premio más importante de la danza en el mundo, el Benois de la Danse, convirtiéndose en la primera latinoamericana en obtener este logro que representa el máximo galardón que puede un bailarín recibir en su carrera.

Elisa practica la danza desde los 6 años y ha sido aclamada por su interpretación como Julieta en el ballet Romeo y Julieta de Nacho Duato, estrenado en 2018 por el Staatballet Berlín, en donde tiene la posición de primera bailarina.

Luego de recibir el premio, la bailarina compartió un mensaje de agradecimiento a través de su cuenta de Instagram en el que dedica su premio a México: «Hoy es un día de inmensa alegría en mi vida y en mi carrera. Estoy sumamente agradecida con el comité Benois de la Danse por haberme otorgado este reconocimiento. Quiero dedicar este premio a todas las mexicanas y todos los mexicanos. Nunca dejemos de luchar y trabajar para alcanzar nuestros sueños. ¡Gracias por sus hermosas palabras!».

Un motivo de inspiración y orgullo para México.