El estudio coreano Ulrim ha creado un coral artificial para cultivar algas en el hogar. Este proyecto de cultivo además de tener una estética que cambia el concepto de las algas en una pieza de diseño contemporáneo, es una nueva forma de vida que además de contribuir como importante fuente de nutrientes, disminuye el impacto ambiental en el consumo de alimentos.

 

Este alimento sostenible es además elemental para la vida humana al ser uno de los depuradores más eficientes de dióxido de carbono y en 1974 la ONU lo refirió como el alimento ideal para la humanidad. Además, la NASA usa algas en sus misiones espaciales como suplemento dietético por su rico valor nutricional y equilibrado.

Este coral se estructura con un biorreactor montado en la pared para realizar el cultivo. Se compone de 16 celdas, para comer algas todos los días en un ciclo quincenal. Cada celda mide 4 cm por 4 cm y tiene capacidad para 2 gramos de algas, la cantidad de ingesta diaria recomendada.

¿Cambiarías tu alimentación con este coral artificial?