Texto de Emilio Farfan

Todavía estás a tiempo para probar una cocina que te dejará sin aliento por la grata sorpresa que te tiene preparado el chef Javier Plascencia, uno de los cocineros más prolíficos del extremo norte del país.

Para el festival de Cocina de Baja California, que está vigente durante todo este mes de julio en las Cantinas Palacio de Polanco, Perisur y Santa Fe, Plasencia reafirma su gran espíritu creativo con una cocina sencilla, cálida y muy bien equilibrada entre la sazón y el respeto profundo del ingrediente, que llegó para cautivar al comensal capitalino.

La labor investigadora y la entrega a la búsqueda de los sabores primarios, le permitió a Javier Plascencia elaborar un menú que incluye desde un goloso taquito de tripa crocante y tártara de res, pasando por una tostada tradicional de atún aderezada por una machaca; una codorniz asada a la que no puedes dejar de meterle mano y chuparte los dedos para saborear a fondo su limoneta de hierbas y hongos portobello; hasta el pulpo a las brasas marinado con ponzu, sin duda uno de los mejores que jamás hube probado antes, o el risotto con tierra de huitlacoche y aire de epazote.

La vasta experiencia de Javier al haber nacido en el seno de una familia de restauranteros, una vez más destaca y marca tendencia en cualquiera de los establecimientos que ha abierto, como él dice simplemente para que la gente goce y coma bien.

Su amor por el producto local está a flor de piel y vale la pena que lo compruebes; que puedas darte cuenta de lo mucho que ofrece la región norte de México en establecimientos con los que Javier atrae y regocija a comensales que buscan una cocina honesta, sin disfraces, pero eso sí, con muchos matices de sabor.

Simplemente no te puedes perder la experiencia, es un halago que tu paladar merece…