Miles de personas iluminaron con los colores de la bandera arcoíris (símbolo de la diversidad sexual) la avenida más emblemática de la capital del país, partiendo del Ángel de la Independencia para terminar en la plancha del Zócalo con una gran celebración en donde los asistentes disfrutaron conciertos en vivo y la presencia de celebridades de la comunidad LGBT+.

La música alegró el recorrido por Paseo de la Reforma, acompañando a las comparsas y vehículos con mensajes de igualdad, amor, justicia y libertad. De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, fueron cerca de 60 mil personas que se sumaron a esta movilización del Orgullo, siendo una de las más grandes del mundo.

                                                                                            Elenco de la serie ‘La Casa de las Flores’

Entre padres con carteles de apoyo a sus hijos, familias y asociaciones, la comunidad LGBT+ recibió mensajes positivos a través de porras y carteles, demostrando que el amor es universal.

Al ser la marcha número 41 de la Ciudad de México, el tema de esta edición fue “Orgullo 41: Ser es resistir”; haciendo alusión al ‘baile de los 41’, como se le conoce a una redada que sucedió la madrugada del domingo 18 de noviembre de 1901, cuando la policía detuvo a 41 «maricones», «travestis», «sodomitas» —como los catalogó la prensa en aquel momento; además de ser el primer suceso LGBTTTI mediático en México—, el número 42 era el yerno de Porfirio Díaz. Por lo que esta edición de la Marcha del Orgullo tuvo un significado muy especial en la historia del país.

Ésta además de histórica, fue emotiva y refrendó el apoyo a la comunidad LGBTI+ frente a la lucha social que aún continúa en México.