El Cinturón de Fuego del Pacífico es la zona de mayor actividad sísmica del planeta y en medio de esta falla se encuentra uno de los fenómenos geológicos más extravagantes del mundo: un volcán que lanza lava azul.

Se encuentra en Indonesia, el pequeño país formado por varias islas en las que se encuentran 400 volcanes, de los cuales 143 están activos, pero el Kawah Ijen, es un volcán extraordinario en esta zona de fuego.

Tiene el mismo nombre de la región en la que se encuentra, mide 2,386 metros de altura y un cráter de 20 kilómetros de diámetro. Pero no sólo es su tamaño lo que atrae a expedicionarios de todo el mundo, es un impresionante lago turqueza al interior que por las noches arroja un líquido bioluminiscente.

El fenómeno es producto de la gran cantidad de azufre, la cual alcanza temperatura de más de 600 grados, superior al punto de ignición del elemento que es de 360 grados. Razón por la que la exhalación de gas de azufre, se convierte en un líquido azul brillante al entrar en contacto con la atmósfera.

Un viaje para admirar estos fenómenos por lo menos una vez en la vida.