Un circo alemán buscó la forma de preservar la presencia de caballos, elefantes y algunos otros animales de una manera innovadora y fantástica a través de hologramas.

Gracias a la tecnología 3D de las empresas Optoma y Bluebox, el público del Circo Roncalli, puede admirar a los animales en animaciones que parecen estar físicamente.

En un espacio circular de 32 metros cuadrados se realiza este espectáculo que presenta criaturas y luces que alcanzan más de 8 metros de altura.

Con una inversión aproximada de medio millón de euros, esta propuesta tiene en perfecta sincronía 11 proyectores láser Optoma ZY850 y hacen posible esta nueva realidad.

Una propuesta que demuestra cómo se puede hacer un circo respetuoso de los animales y haga un homenaje a su majestuosidad.