La movilidad está por cambiar para siempre gracias al desarrollo de BlackFly, un auto volador completamente eléctrico desarrollado por la empresa Opener tras 9 años de investigación y experimentación, así como más de 14 mil vuelos.

Empresas como Pioneer han presentado vehículos voladores futuristas con la apariencia similar a la de un helicóptero y requieren mayores capacidades de pilotaje para su conducción.

A diferencia de los modelos de la última década, es un vehículo muy ligero y completamente eléctrico, una nave silenciosa que cuenta con carga rápida de sólo 30 minutos y está equipado con un sistema tecnológico que permite definir perímetros virtuales en puntos geográficos.

Otra de las innovaciones que hacen a este vehículo el auto volador que representa un gran paso hacia el futuro que imaginamos en caricaturas como los Supersónicos, es su botón de ‘regreso a casa automático’ y paracaídas balísticos. Además de ser una nave tan segura que no se requiere de una licencia especial para su conducción en Estados Unidos, ni conocimiento avanzado en aeronáutica.

BlackFly tiene la capacidad de volar a 99 km/h y ya es una realidad, sin embargo aún no existe una fecha de venta ni precio al público, pero sus creadores aseguran que será más accesible que los demás vehículos voladores que existen en la actualidad.