Breakfast at Tiffany’s es la novela de Truman Capote que en su forma cinematográfica de comedia romántica, nos dio a Audrey Hepburn en el papel de Holly Golightly, una chica despistada que nos hace suspirar más de una vez.

Gracias a esta referencia, Tiffany se convierte en un lugar especial donde es imposible no pensar en las escenas de Audrey desayunando rodeada de diamantes. Ahora, esta mágica experiencia se hace realidad para que puedas abrir una caja azul con una hermosa pieza de joyería, mientras disfrutas un exquisito desayuno diseñado especialmente para hacerte feliz.

Desde 2017, esta experiencia es posible en The Blue Box Cafe de la flagship de Tiffany & Co en la Fifth Avenue de Nueva York; y por unos días, será una realidad al exterior de la flagship en Beverly Hills, con una pop-up itinerante el 4 y 5 de mayo.

El menú consta de sencillos pero deliciosos platillos a elegir: croissant con mermelada de ruibarbo, bowl de yogurt griego de Nutella, avocado toast con rábanos tricolor, zaatar, huevos pochados, waffles y bagel de salmón.

Además de hacer realidad una fantasía para admiradores de la novela y de los diamantes, se donarán parte de las ganancias a la organización Baby2Baby, que provee artículos básicos a niñas y niños en situación de pobreza.

Si tienes planes en Los Ángeles los primeros días de mayo, esta experiencia debe estar en tu agenda.